Mi Cuenta

Adolfo Hitler y su juramento a las estrellas a los 17 años - Insolito universo

Juro por todos los dioses y ante las estrellas que iluminan este firmamento hermano que si ahora sufro humillaciones e indiferencia, llegara el momento en que y por la fuerza de mi férrea voluntad yo dejare mi marca en la historia.


Aquel pálido joven que hacía su juramento de grandeza en el tope de una colina en las afueras de Viena mientras August Kubizek su único amigo le miraba asombrado, sin duda presentaba un aspecto melodramático. 


A los 17 años y después de presenciar una grandiosa interpretación de la ópera login de wagner a cualquier adolescente se le puede perdonar tan melodramático gesto. Pero lo malo del caso es que aquella fantasía nocturna del palido joven que amaba la música de Wagner resultó ser catastróficamente cierta.



Aquel joven del juramento ante las estrellas, presentaba ya desde los 16 años la obsesiva conducta del fanático, con increíble capacidad para divorciar su mente de la realidad, en relación a Viena sufría de emociones contradictorias pues si bien reconocía, era la gran ciudad imperial la execraba  como un antro de corrupción y podredumbre que merecía ser sacrificada en un gran holocausto.



Le molesta muchísimo la afición de los vieneses por el buen vino y se hizo la promesa de que algún día los obligaría a tomar únicamente gaseosas, durante años su fobia contra la bebida y la frivolidad de la sociedad vienesa iban paralelas con su odio y resentimiento contra la aristocracia y monarquía austrohúngara. Una noche literalmente obligó a su amigo August Kubizek a acompañarle hasta la zona de tolerancia y cabaret de homosexuales donde lanzó un encendido discurso contra la prostitución de hombres y mujeres quienes se vendían por un puñado de monedas, algo que fue recibido con risas y burlas siendo lo más curioso de este ser increíble quien en años posteriores siempre alardeó de su humilde origen, su obsesiva preocupación por imitar a los elegantes que decía odiar.


Usaba un bastón robado por cierto, hecho de ébano con punta de marfil además todas las noches colocaba meticulosamente sus pantalones bajo el colchón para que aparecieran con la raya bien planchada.

Su resentimiento era tan rabioso que muchas veces acompañado Kubizek acudía a las zonas elegantes de la ciudad con cafés y pastelerías con mesas y sillas al aire libre y allí primero entre dientes y luego alzando la voz, comenzaba a mascullar insultos contra la insensible burguesía que debía comía y disfrutaba mientras gente humilde sufría por no tener ni las obras que aquella decadente sociedad dejaba en los platos.

"Algún día estos parásitos pagarán bien caro por su egoísmo e insensibilidad social" 


Quienes han leído hasta ahora ya sabrán que hemos estado hablando de Adolfo Hitler en sus años de penuria en la Viena imperial, el mismo que amaba a Wagner y le hablaba a las estrellas pero que una vez alcanzado el poder absoluto, literalmente se transformó en un monstruo e hizo que más de 6 millones de seres fueran asesinados sistemáticamente en el gracias a él Alemania su pais adoptivo terminaría literalmente destruidas a causa de una gran guerra que habría desencadenado, pero la música que acompañó su grotesco suicidio no fue heroicos acordes bacterianos sino la terrible cacofonía de baterías soviéticas que desmoronaban a la capital Alemana.


Narración: Porfirio Torres


Segunda Guerra Mundial (Documental)



Video youtube Pantalla Grande


August Kubizek
hitler
Adolfo Hitler
Login de wagner
Nuestro insólito universo
Relacionados en la Categoría Insolito universo:
34184 Visitas

 

www.creciendodigital.com - 2017 | All rights reserved